Calle Pau Casals 6, Girona.
+34 691 54 27 69
info@acupcan.com

Cómo aliviar los síntomas de la artritis en tu perro

Cómo aliviar los síntomas de la artritis en tu perro

Ayuda a mejorar la movilidad de tu perro y a extender su calidad de vida con algunas vías testeadas para aliviar los síntomas de la artritis.

La buena movilidad y ser capaces de desarrollar sus actividades diarias de forma normal es importante para la calidad de vida de tu perro. Lamentablemente, los problemas de salud son muy comunes en todas las razas y tamaños. De hecho, la osteoartritis es una de las causas más comunes de dolor crónico en perros, afectando alrededor del 20% de la población canina.

¿Qué es la artritis y cuáles son sus causas?

La forma más común de artritis es la osteoartritis, también conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones. Esto es el tipo de artritis que se produce por “uso y desgaste”, que involucra la destrucción de los cartílagos. Los cartílagos son los encargados de absorber los impactos en los extremos de los huesos. Otros tipos de artritis, que son menos comunes pero también ocurren en animales, pueden ocurrir por infecciones (tales como bacterias o transmitidas por garrapatas) o enfermedades autoinmunes.

La artritis causa dolor e inflamación en las articulaciones. Estos problemas conducen a endurecimiento y eventual desgaste de la articulación o miembro afectado. La reducción de actividad eventualmente lleva a pérdida del músculo, y eso a su vez conduce a la disminución de la habilidad de absorber los impactos -y esto a un problema de dolor-. Adicionalmente, la falta de actividad inhibe la circulación de líquido sinovial, generando así un círculo vicioso.

La osteoartritis es asociada comúnmente con el envejecimiento, pero hay otros factores que pueden contribuir considerablemente. Éstos incluyen factores congénitos o desarrollo temprano de problemas (como displasia de cadera o codos), lesiones en las articulaciones, exceso de peso u obesidad, falta de ejercicio o malnutrición.

Algunos de los signos de artritis incluyen:

  • Reducción drástica de la actividad o duerme más seguido.
  • Rigidez o movimientos lentos.
  • Cojeo o inclinación a utilizar más unas patas que otras.
  • Dificultad para levantarse después de descansar.
  • No quiere subir o bajar escaleras o cuestas.
  • No quiere subirse o bajarse de muebles.
  • Dificultad para ponerse cómodo en ciertas posiciones.
  • Sensibilidad al tocar ciertas áreas del cuerpo, columna o extremidades.

Aunque es cierto que en muchos casos la osteoartritis aumenta con la edad, la artritis no es producto exclusivo del envejecimiento. Hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir y minimizar la artritis o para gestionar su progresión y síntomas en tu perro.

Nutrición

Como siempre, la nutrición y dieta es importante. Esto es un factor muy influyente en todos los problemas de salud, incluidos los de articulaciones. Las croquetas de pienso son la primera comida a evitar si quieres minimizar la artritis de tu perro. Es alta en carbohidratos (cereales, patatas, etc.) lo cual contribuye a la inflamación y puede agravar la artritis. Dietas altas en carbohidratos y calorías también contribuyen al sobrepeso y obesidad.

Estos dos factores hacen que tu perro sea más susceptible a los problemas de artritis y articulaciones. De hecho, el crecimiento rápido de cachorros es considerado uno de los factores de riesgo para la displasia de cadera, adicionalmente a los factores genéticos y otras causas. Especialmente y con respecto al crecimiento de los cachorros, hay investigaciones que demuestran que una dieta alta en proteínas, calcio, Omega-3, ácidos grasos y antioxidantes contribuye a cartílagos sanos y a incrementar masa muscular mientras el cachorro crece. Una alimentación a base de comida fresca, preferiblemente a base de carnes crudas, es una de las mejores cosas que puedes hacer por la salud de tu perro adulto.

Control del peso

Estudios demuestran que este factor crucial puede marcar la diferencia, más que cualquier otro tratamiento o suplementos en la prevención de la artritis. Desafortunadamente, muchos veterinarios y responsables de animales no se enfocan en la obesidad o en problemas de peso; por el contrario, optan por la prescripción de medicamentos o suplementos para ayudar a perros artríticos. La pérdida de peso puede ser un enfoque mucho más efectivo y es bastante más saludable, seguro y económico que los medicamentos permanentes.

Ejercicio y movimiento

El ejercicio regular es esencial para la salud de las articulaciones. El ejercicio promueve músculos saludables, construcción de masa muscular y buen flujo sanguíneo, ayudando a mejorar el funcionamiento de las articulaciones y a prevenir los cambios degenerativos. El movimiento de las extremidades y las articulaciones promueve la circulación del líquido sinovial, conduciendo a cartílagos más saludables. Hay estudios que demuestran que, incluso los perros con dolor artrítico, responden mejor cuando hay actividad regular. Por supuesto, si tu perro tiene un dolor por artritis, buscarás actividades de bajo impacto y tendrás mucho cuidado de que no se exceda.

Hay un notable aumento de profesionales y establecimientos de terapias físicas para perros. Esto ofrece una vía para contribuir a la flexibilidad y fortaleza de tu perro. Las terapias de actividad física también conllevan estimulación mental -¡y hasta pueden ser divertidas!- para perros con artritis u otros problemas músculo esqueléticos. Entre las mejores opciones están las cintas de andar bajo el agua, nadar en una piscina de agua caliente, y diversos ejercicios a medida de las necesidades de tu perro.

Apoyo del entorno

Tú también puedes hacer algunos cambios en casa para ayudar a mejorar los problemas de movilidad de tu perro. Provéelo de escalones o rampas que lo ayuden a subir o bajar de muebles o del coche; usa camas de viscoelástica ortopédica para darle mayor descanso a sus articulaciones, y eleva los platos de comida para aliviarle el dolor de cuello y columna (Nótese que hay cierta controversia sobre elevar los boles de comida, dado que pueden incrementar el riesgo de inflamación o torsión gástrica, que puede ser mortal).

Suplementos nutricionales y hierbas medicinales

Cada vez hay más y más suplementos nutricionales para perros.

Suplementos tales como el sulfato de glucosamina, condroitina, y ácido hialurónico (HA) ayudan a restablecer los cartílagos del cuerpo. Estando enfocada en la alimentación funcional medicinal en mi práctica holística veterinaria, recomiendo una porción diaria de caldo de hueso como uno de mis suplementos favoritos. Un buen caldo de huesos suministrará los nutrientes que ofrecen típicamente los suplementos, pero ofrece a tu perro mayor variedad y mejor biodisponibilidad. Hacer tu propio caldo es económico y sencillo, y más seguro que adquirirlo de alguna tienda, que puede contener algunos ingredientes que no te van a gustar.

Los suplementos naturales y hierbas con propiedades anti inflamatorias también pueden ayudar con la movilidad y a minimizar el dolor en tu perro artrítico. Estas son algunas de las que recomiendo:

Omega 3 ácidos grasos: provee muchos beneficios a la salud y puede apoyar a la salud de las articulaciones. Los productos comunes que contienen Omega-3 son aceites de pescado, aceite de crustáceos, aceite de calamares y aceite de hígado. Estos aceites son inestables, y se oxidan fácilmente, así que compra un producto de alta calidad, preferiblemente en botella de vidrio oscuro, y mantenlo refrigerado. Si compras un producto hecho específicamente para perros, sigue las instrucciones del fabricante, si utilizas un producto para humanos, asume que la dosis es para una persona de 68kg aproximadamente y ajusta según corresponda.

1-TDC (1-Complejo Tetradecanoílo): es un producto natural que contiene un tipo de aceite ácido graso que ayuda a controlar la inflamación, así como a lubricar las células del tejido de las articulaciones. 1-TDC viene en cápsulas y puedes darle toda la dosis a tu perro, o abrirla y aplicar en sus encías, también le ayudará con su salud oral.

De nuevo, sigue las instrucciones de dosificación en el caso de productos hechos para perros; o ajusta un producto para humanos al peso de tu perro, asumiendo que la dosis es para una persona de 68kg aproximadamente.

Las hierbas medicinales o suplementos

Son una forma efectiva de manejar el dolor e incrementar el confort, y usualmente son mucho más seguras que las drogas prescritas. Algunas hierbas útiles para la artritis son la curcumina (el ingrediente activo de la cúrcuma), la boswellia, amapola de California, yuca y corydalis. Consulta a tu veterinario holístico o herbolario sobre la dosis correcta para tu perro.

Aceite de CBD derivado de la planta de cannabis es otra opción que alivia el dolor y rigidez en muchos perros, así como también reduce la inflamación. El aceite de CDB se ha vuelto bastante popular. Las marcas varían enormemente en calidad, composición y concentración, así que haz la búsqueda para que adquieras el producto de un proveedor fiable, luego sigue las instrucciones del fabricante respecto a la dosificación o consulta a tu veterinario holístico.

Otras terapias para la artritis

Hay muchas otras opciones de tratamiento que pueden ayudar a aliviar la artritis de tu perro. Aquí hay algunas:

La acupuntura estimula puntos específicos en el cuerpo para aliviar los síntomas de la artritis. Ayuda a liberar endorfinas, serotonina y opioides naturales para aliviar el dolor. La acupuntura usualmente puede mejorar considerablemente la calidad de vida de tu perro. Además, la acupuntura no tan sólo trata la sintomatología, sino que intenta ir a la raíz del problema, para evitar así la aceleración del cuadro degenerativo. Las sesiones iniciales de tratamiento suelen ser semanales o quincenales, pero tu acupuntor te recomendará la frecuencia que funcione mejor a tu perro.

La terapia de masajes es tan buena para los perros como para nosotros. Puede ayudar a los perros artríticos de muchas formas. Estimula la circulación sanguínea, ayuda a fortalecer músculos debilitados. Ayuda a aliviar la tensión muscular y puede mejorar la flexibilidad y la movilidad. Los veterinarios holísticos y los centros de rehabilitación canina ofrecen masajes. También puedes aprender algunas técnicas para hacer en casa. Como un extra bonus, el tiempo de calidad que pases cuidando a tu perro ayudará a fortalecer el vínculo que tienes con él.

Los centros de terapia física y rehabilitación para animales están creciendo en popularidad por una buena razón. La terapia física puede ayudar a fortalecer los músculos y prevenir la atrofia, mejorar el rango de movimiento, reducir el dolor y proveer buena estimulación mental. Las sesiones regulares pueden potenciar la salud de tu perro y extender su calidad de vida.

La terapia láser es ofrecida en muchas clínicas veterinarias y en centros de prácticas holísticas y rehabilitación. La terapia de láser frío (láser de bajo nivel) trabaja con energía de onda de luz que ayuda a la recuperación y reduce el dolor. Funciona incrementando el flujo de sangre y oxígeno que va hacia los tejidos, ayudando al control de la inflamación. La frecuencia del láser en las terapias dependerá de las necesidades específicas de tu perro, pero generalmente se realiza una o dos veces semanales para mejores resultados.

Los bucles de Assisi son una nueva opción terapéutica. Generan pulsos electromagnéticos de bajo nivel y en rangos seguros. Puedes comprar un bucle y utilizarlo en casa varias veces al día. El bucle de Assisi fue diseñado para animales. Genera un efecto similar a las terapias de láser, aunque con un mecanismo distinto y actúa específicamente sobre el óxido nitroso, para acelerar la recuperación y reducir el dolor.

¡Hay muchas opciones hoy en día, así que trata alguna de estas opciones para ayudar a tu compañero perruno a mantenerse activo y disfrutar de la vida!

Artículo de Katie Kangas, DVM CVA CVCP y responsable de Integrative Veterinary Care (intvetcare.com) en San Diego, California. Publicado originalmente en la revista Dog’s Naturally en la edición Julio-Agosto 2020.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *