El origen de la Medicina Tradicional China...

 

En origen, la Medicina Tradicional China (MTC) se podría entender más como una Tradición o Filosofía que no como una medicina en sí. Se trataría de una transmisión de conceptos universales referidos no sólo a aspectos médicos, sino incluidos en un sistema de salud que va más allá del organismo y su funcionamiento.

 

Como bien indica el libro “Medicina China, una trama sin tejedor”de Ted J. Kaptchuk:

Toda medicina es producto de una cultura y está firmemente enraizada en el modo de pensar y sentir de un pueblo. No es posible trasplantar los conocimientos médicos de una civilización a otra sin que pierdan parte o toda su eficacia. La medicina china no se deja trasladar sin su contexto, ni tampoco traducir literalmente. Los caracteres chinos representan una memoria de cuatro mil años…”

 Como vemos, sin una clara comprensión del “método”, “filosofía” y “sistema de pensamiento”, será muy difícil, al menos para personas que viven en otras coordenadas culturales distintas de la china, que la MTC llegue a convertirse en una herramienta útil. Para la mayoría de occidentales, significa un arduo trabajo entrar en este mundo, el cual conlleva muchos retos y obliga a romper muchos preconceptos que forman parte de nosotros, puesto que llevamos grabado a fuego en los genes una larga herencia cultural e histórica, un lenguaje, una visión del mundo, un raciocinio, unas creencias, un idioma (no olvidemos que el idioma chino se expresa en términos que, en muchas ocasiones, dependen del contexto, añadiendo la particularidad de que éste se expresa con imágenes)… y todo ello situado a las antípodas del pensamiento y filosofía oriental.

La antigua filosofía natural china emplea un método integral de observación del mundo, es decir, se basa en una visión holística del Universo. Parte y apunta desde y hacia el todo, y tiene que ver con cómo vivir la vida.

Cabe destacar, que el pensamiento oriental utiliza una gran cantidad de analogías y comparaciones para poder relacionar todas las cosas en un sistema unificado, integrándolas mediante el análisis y la observación. La Vida ocurre dentro del ciclo de la Naturaleza. Todo está conectado y es mutuamente interdependiente.  Por lo que entiende al Hombre, por un lado, como una parte más del Universo (éste es considerado parte de este sistema universal, ya que es producto, también, de “fuerzas cósmicas”), y a su vez, como un microcosmos (conjunto complejo de funciones interrelacionadas entre sí).

 

 

¿Cómo empezó todo?

De este modo, al estar todo interrelacionado, los cambios que sucedan externamente podrán afectar, de un modo u otro, a nivel interno también. Es decir, los desarrollos de los estados de salud y enfermedad en el humano y el animal son el resultado del estado de equilibrio o desequilibrio de esas mismas “fuerzas” externas e internas.

La MTC parte de la idea de que el ser humano o el animal es un microcosmos, y su existencia individual es inseparable de la vida cósmica total. De esa relación microcosmos-macrocosmos dependerá el estado de salud de cada individuo.

La MTC se fija de una forma completa en el individuo, no separando cuerpo y mente, observando el patrón de desarmonía que causa el malestar de éste para ayudar a restablecer el equilibrio.El propósito final es tratar a la persona o al animal, no la enfermedad.

Estamos ante un sistema milenario de sanación (más de 3.000 años de historia) que incide especialmente en la recuperación de la homeostasis o equilibrio orgánico, abordando a la persona de manera integral.

 

¿Cómo hacerlo?

La metodología que emplea la MTC para restaurar los desequilibrios consiste en devolver al sujeto su estado normal de armonía de una forma individualizada, ya que se parte de la idea de que cada uno de nosotros somos seres únicos e irrepetibles, poseyendo dinámicas y reacciones distintas frente unas situaciones u otras. Por lo que la terapia debe ser distinta para cada individuo.  Se contempla la capacidad del propio cuerpo de generar autocuración en cuanto se le presenten las condiciones óptimas.

Para poder llegar a la profundidad que esto requiere, será fundamental conocer conceptos que integran este sistema filosófico oriental, como por ejemplo: Qi (energía, base estructural material del Universo), Yin y Yang, Xue, Órganos, Meridianos…

 

Una de las obras más antiguas que existen hoy en China, el Huang di Neijing, llamado también “El primer Canon del Emperador Amarillo”, concentra los grandes avances médicos de la antigüedad y establece y sienta las bases del sistema teórico de la MTC. En este clásico podemos leer:

 “La vida del hombre es el resultado de la concentración de la energía. Si la energía se concentra, aparece la vida; si la energía se dispersa, viene la muerte”.

 De este modo, la generación de las cosas y sus cambios, así como la estructuración y transformación del proceso de salud-enfermedad, no son sino manifestaciones de la actividad de la energía o Qi (de hecho, según la MTC, todas las cosas en el Universo son resultado de los movimientos y cambios de Qi).

Enfermedad y salud son concebidos en términos de energía, y cómo esa energía es utilizada, integrada y relacionada con el exterior por parte de cada individuo.

Sólo estando en equilibrio las energías físicas, emocionales, psicológicas y espirituales podremos estar y ser sanos.

Si se llega  al punto de desequilibrio, la MTC tiene dos prioridades básicas:

  • Descubrir el patrón que causa la desarmonía
  • Restablecer el equilibrio

 

Si quieres descubrir más, puedes suscribirte más abajo, o también puedes convertirte en un experto con nuestro curso de Acupuntura y MTC para Pequeños Animales.

 

QUIERO MÁS INFORMACIÓN Y ESTAR AL DÍA DE LAS NOVEDADES



ACUPCAN usará la información que nos proporciones en este formulario para estar en contacto contigo y para enviarte actualizaciones, información acerca de nuestros cursos, promociones y otra información de interés para el bienestar de tu compañero peludo. Puedes encontrar toda la información acerca de nuestra política de privacidad y protección de datos en el siguiente link: https://www.acupcan.com/es/politica_de_privacidad_y_proteccion_de_datos



Puedes cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que reciba de nuestra parte, o poniéndote en contacto con nosotros a info@acupcan.com. Trataremos tu información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, acepta que podamos procesar su información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.