mastocitomas

Kira

Kira es un caso muy especial, un amor de perra que fue rescatada por sus propietarios en un estado límite. Muy feliz con su nueva vida, al cabo de un tiempo le detectaron, lo que después fue diagnositcado por un veterinario como un par de mastocitomas que le fueron extirpados; al cabo de poco volvió a aparecer un tercero en la oreja que requería la amputación de ésta y sus propietarios prefirieron buscar una alternativa.