luxación atlanto-axia

Igor

Igor és un Yorkshire Toy que nació con una luxación atlanto-axial (según diagnóstico realizado por un veterinario), lo que le provocaba no poder mantener el equilibrio y no mover la cabeza. No podía andar, caía todo el rato. Su destino era la eutanasia, pero llegó a nosotros a través de una amiga.