displàsia

Kenzo

Kenzo es un perrito de 3 años recién cumplidos, el cual fue diagnosticado por su veterinario de una grave y temprana displasia.

Su diagnóstico le auguraba una vida con poca actividad y muchas limitaciones, algo terrible en un perro tan joven. No tocaba envejecer tan rápido!!

Aura

Aura es una perra adoptada hace 2 años, que fue encontrada en pésimas condiciones, muy delgada y recién había parido una camada. Ya en ese momento mostraba una cojera en la extremidad trasera izquierda, pero aún y así sus responsables le dieron un nuevo hogar, convirtiéndole en una oerrita muy afortunada.

Odi
Odi es un pastor alemán de 8 años, que acudió a Acupcan aquejado por un fuerte dolor que apareció de manera súbita, el cual le hacía cojear de  manera considerable y, lo peor de todo, es que no le permitía subir escaleras, por lo que su responsable debía cargar sus casi 40 quilos para entrar en casa! Finalmente, fue diagnosticado por un veterinario de displasia y artrosis severa.