Fitoaromaterapia para dolencias articulares

Guestpost por Susana Blanco de Aromanimalia

 

Muchos perros y gatos desgraciadamente sufren problemas articulares a lo largo de su vida, y aunque con un poco de prevención podemos retrasar su aparición, muchas veces son ineludibles las complicaciones de dichas dolencias.

Actualmente, existen distintos enfoques terapéuticos para una prevención, alivio o tratamiento del dolor, y desde Acupcan siempre apostamos por aquellos lo menos agresivos posibles y que ayuden al animal en todos los aspectos, y no “estropear por un lado lo que soluciono por el otro”.

Hoy contamos con la colaboración de Susana Blanco, bióloga licenciada de Aromanimalia, la cual nos acerca su experiencia en el manejo de los problemas articulares y sus consecuencias.

No os lo perdáis, os puede ser de ¡gran ayuda!

 

Nociones sobre la artrosis, el cartílago y la matriz extracelular

La artrosis es una patología reumática que lesiona el cartílago articular. Es un problema degenerativo e inflamatorio.

Las articulaciones de perros y gatos, al igual que las personas, tienen un cartílago que impide que los huesos se rocen entre sí. Además, también cuentan con el líquido sinovial en el interior, que podríamos decir que funciona como lubricante natural de las articulaciones, ayudando a que puedan moverse con normalidad.

Con el paso del tiempo, los cartílagos van sufriendo un desgaste y, no es poco habitual que al llegar a la edad madura, esta degeneración pueda hacer que ya no cumplan su función tal y como deberían, por lo que los huesos se rozan entre sí, causando dolor en los movimientos y haciendo que éstos se vuelvan más torpes y lentos. Cuando este cartílago articular se lesiona, se produce dolor, rigidez e incapacidad funcional.

La artrosis muchas veces está asociada a otras disfunciones metabólicas o endocrinas que agravan el pronóstico y complican el tratamiento.

Valorar el modo de vida del animal y su alimentación es indispensable para tener éxito en el tratamiento y mejorar su calidad de vida.

Generalmente, la artrosis tiene lugar entre animales ancianos que también sufren de insuficiencias renales y/o cardiacas, por lo que la carga tóxica medicamentosa que ya tienen es alta. Luego es más recomendable echar mano de alternativas menos invasivas, y una opción plausible, como no podía ser de otra manera, la encontramos en los principios activos de las plantas.

El tejido cartilaginoso es un tejido conectivo que constituye el 10% de las células (condrocitos) y el 90% de la matriz extracelular que contienen fibras de colágeno, un reticulum de fibras de anclaje así como proteoglucanos de relleno. Los proteoglicanos están formados por sulfato de condroitina, sulfatos de queratán, ácido hialurónico y agrecanos. Su estructura tiene gran capacidad de fijar el agua, lo que le confiere gran flexibilidad y capacidad de amortiguación.

La artrosis aparece únicamente en los cartílagos articulares y algunos cartílagos fibrosos.

El condrocito sano fabrica el colágeno y los proteglucanos. Sin embargo, cuando está enfermo ya no fabrica estos compuestos fundamentales de los cartílagos, sino que se transforma en el desencadenante de la inflamación al secretar interleucinas y TNF alfa. Estas citoquinas proinflamatorias van a dar lugar a las dos vías de inflamación:

  • COX que dan lugar a las prostaglandinas.
  • LOX que dan lugar a las leucotrienos.

Además, estos condrocitos “enfermos” van a soltar en el medio intraarticular toda clase de metaloenzimas (proteinasas) que van a degradar aún más el cartílago. El equilibrio que existía entre la síntesis (de proteoglucanos y colágeno) y la digestión por las metaloproteinasas de los desechos articulares ya no existe.

La primera opción de lucha será pues combatir la inflamación y el dolor, después se optará por intentar restablecer la actividad de los condrocitos y reparar la matriz extracelular y sus componentes. No debemos pues olvidar optar por una micronutrición, en particular, de proteoglucanos y oligoelementos (condroprotectores), así como de vitamina D.


¿Cómo le puede ayudar la fitoterapia?

Este tratamiento puede ser administrado también como adyuvante al tratamiento alopático.

En primer lugar, un factor importante que se debe tener en cuenta es el control del peso del animal, ya que cualquier exceso de peso promueve la aparición de dolor en las articulaciones.

También es importante que haga ejercicio regularmente, evitando largos paseos y caminatas los fines de semana y ninguna actividad durante la semana. Por lo tanto, es recomendable hacer paseos diarios pausados y tranquilos, evitando acelerones, saltos y movimientos bruscos. También es muy aconsejable, si es que le gusta, nadar.

Vía tópica:

Aceites esenciales en el tratamiento de los problemas articulares:

Utilizaremos aceites esenciales (aaee) con propiedades principalmente antiinflamatorias y antálgicas. Y como vía óptima de aplicación de estos aceites esenciales será la vía tópica.


Pueden ser diluidos en un aceite vegetal portador, como puede ser el oleato de hipérico por sus propiedades antálgicas, o mejor aún elegiremos un vector galénico menos oleoso, como puede ser una fórmula hidroalcohólica o en un gel hidrófilo más un solubilizante de aceites esenciales (solubol), para evitar ensuciar o engrasar excesivamente el pelaje.

Podemos utilizar aceites esenciales como: 

  • Aaee eucalipto citriodora (70% citronelal): propiedades antinflamatorias, antálgicas.
  • Aaee menta piperita (50% mentol): efecto anestésico local por efecto frio.
  • Aaee gaulteria (99% salicilato de metilo): potente antiinflamatio anti COX2 y antiálgico.
  • Aaee laurel noble (7,5% eugenol metiol-éter): antálgico percutáneo.
  • Aaee clavo (85% eugenol metil-éter): antálgico percutáneo.
  • Aaee pino silvestre: antiinflamatorio mimético de la cortisona, antálgico.
  • Aaee abeto negro: antiinflamatorio mimético de la cortisona, antálgico.
  • Aaee romero alcanfor: antálgico.
  • Aaee tomillo Qt paracimeno (paracimeno): antálgico.
  • Aaee ylang-ylang (benzoato de benzilo): antálgico.
  • Aaee siempreviva (ésteres terpénicos, alcoholes monoterpénicos): antiinflamatorio, antirreumático.

 

Elaboración del preparado:

Realizaremos el siguiente preparado hiroalcohólico, con propiedades antálgicas y antiinflamatorias, al 16% de aceites esenciales, por su cómoda aplicación y facilidad de circulación entre el pelaje, además, una vez se evapore no va a dejar aspecto graso en el pelaje.

Para unos 50 ml del preparado necesitaremos:

  • Aaee gaulteria 5% (2,5 ml)
  • Aaee eucalipto citriodora 3% (1,5 ml)
  • Aaee ylang ylang 3% (1,5 ml)
  • Aaee pino silvestre 2% (1 ml)
  • Aaee laurel 1% (0,5 ml)
  • Aaee siempreviva 1% (0,5 ml)
  • Aaee menta piperita 1% (0,5 ml)
  • Tintura madre árnica 2% (1 ml)
  • Tintura madre harpagofito 3% (1,5 ml)
  • Hidrolato de lavanda, romero o en su defecto agua destilada 25% (12,5 ml)
  • Alcohol farmacéutico c.s.p 100% (54 ml)
Añadimos primero los aaee al alcohol y seguidamente incorporamos el hidrolato o el agua destilada en su defecto.
Debemos tener en cuenta que, según la farmacopea, 1 ml de aceite esencial equivale a unas 25 gotas.

Lo aplicamos sobre la piel con cuidado de apartar el pelaje y realizamos un ligero masaje local 2 o 3 veces al día, mínimo 7 días o hasta mejoría de los síntomas.

 


Vía oral:

Tenemos distintas materias para el manejo del dolor de administración por vía oral:

Alga Padina pavonica o cola de pavo:

Es una pequeña alga del mediterráneo y es capaz de aumentar significativamente la síntesis de colágeno y de glucosaminoglucanos en el hueso, en el cartílago, piel y en el tejido conjuntivo. Por lo que su uso en procesos degenerativos como la artrosis o la osteoporosis es común, así como en animales jóvenes tras una cirugía ortopédica.
Su nombre comercial se conoce como Dictyolone 500, son 
comprimidos de 500 mg y su posología habitual son 250 mg/10 kg al día durante 3 meses, luego administraremos 1 comprimido al día para perros de más de 20 kg y medio al día para perros de menos de 20 kg.

 

 

EPS cola de caballo(Equisetum arvense):

Es muy rica en silicio. Es un cicatrizante y estructurante de primer orden, es la planta de la mineralización por excelencia. Acción trófica a nivel de todos los tejidos conjuntivos: cartílago, las paredes de todos los vasos y tejido subcutáneo, interviene en todos los metabolismos del hueso, y de la piel.

Estimula el crecimiento del cartílago al aumentar la síntesis de colágeno y proteoglucanos, estimula la calcificación ósea favoreciendo la asimilación de fósforo y la fijación de calcio, estimula los fibroblastos y osteoblastos.
Contraindicaciones: en caso de fibrosarcoma u osteosarcoma las plantas ricas en sílice no deben usarse, ya que agravarían el proceso tumoral.

 

 

EPS Gran ortiga, parte aérea (Urticaria dioica L):

Es muy rica en silicio y, junto a la cola de caballo, interviene en la construcción de la trama conjuntiva del hueso y de las articulaciones. También tiene alto contenido en clorofila (la que más), de hecho se usará en muchos casos para reconstituir la sangre en casos de anemias, hemorragias, etc.
Gracias a su contenido en flavonoides, tiene propiedades antiinflamatorias muy interesantes por una acción antiproteasa y antiprostaglandinas, por su contenido en sales minerales (nitrógeno, potasio, hierro, silicio) y vitaminas (vit A, C, B2, B5, K, folatos) también tendrá propiedades antiasténicas y mineralomoduladoras. Es el “EPO” vegetal.

Por estas propiedades su uso en animales ancianos y desmineralizados (osteoporosis) con artrosis será común.
También posee propiedades antialérgicas, debidas a la inactivación de los receptores H1 a la histamina e inhibición de la triptasa, enzima de la degranulacion de los mastocitos. Una acción anti COX1 y anti COX2, implicadas en la formación de las prostaglandinas.

EPS de escrofularia o hierba de San Pedro (Scraphularia nodosa):

Presenta propiedades antiinflamatorias semejantes al harpagofito, ya que sus raíces contienen principios activos muy similares.
Los iridoides (harpagosido y aucubina) tienen efectos antiinflamatorios del tipo anti COX2. Limitan el efecto de las interleucinas pro-inflamatorias (TNF alfa e IL-6) e inhiben la secreción de prostaglandinas y ONS (óxido nítrico sintasa).
La utilizaremos para todo tipo de inflamaciones del tejido osteoarticular y tendinomuscular. En reumatismos (dolor e inflamación).
Contraindicaciones: ulcera gástrica, gestación e insuficiencia cardiaca.

 EPS de casis, grosella negra o zarzaparrilla (Ribes nigrum):

Esta planta posee importantes propiedades antiinflamartorias actuando de manera similar a los corticoides (cortison like), Son los OPC (oligomeros proantocianidinas) que se encuentran en todos los pigmentos rojos o azules, los responsables de esta actividad inhibidora de las enzimas que tienen lugar en los procesos inflamatorios y que afectan a los tejidos: COX/LOX, histidina descarboxilasa, elastasas, colagenasas.
Además, gracias a su contenido en prodelfinidinas, tiene un efecto condroprotector (estudios in vitro demuestran el aumento de producción de colágeno y proteoglucanos por parte de los condrocitos).

Fórmula vía oral para el tratamiento de los problemas articulares en perros:

  • EPS grosella negra + EPS  cola de caballo + EPS ortiga mayor (parte aérea)

Se mezclan los EPS a partes iguales y administramos 2 ml cada 10 kg de peso 2 veces al día.

En caso de sufrir un dolor agudo daremos también EPS ulmaria o EPS de sauce (más fuerte): 2 ml  cada 10 kg de peso 1 vez al día. (¡No administrar en gatos!)

Contraindicaciones: la ulmaria no administrar en caso de fragilidad vascular, problemas de coagulación, riesgo de hemorragia (no realizar cirugías durante su administración; detener tratamiento 3 días antes), nefritis con IRA o IRC, intoxicación con anticoagulantes, gastritis. No administrar en gatos.

También revisar la dieta es fundamental. Cambiar los piensos procesados por alimentos frescos y de calidad que incorporen, en este caso, nutrientes que ayuden a mantener sanas las estructuras que forman la articulación es básico.

En este artículo se aporta mucha información para ayudar a los responsables de los animales a encontrar soluciones para sus compañeros de 4 patas, pero es muy importante que los procesos de elaboración de las fórmulas y administración sean supervisados por profesionales.

Si quieres descubrir todo lo que la fitoaromaterapia puede aportarle a tu compañero peludo, descubre el curso online de Fitoaromaterapia Científica en animales.

Si quieres más información puedes suscribirte en el formulario de aquí abajo:

 

QUIERO MÁS INFORMACIÓN ACERCA DEL CURSO

* indicates required


ACUPCAN usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones y promociones. Por favor, háganos saber todos los medios por los cuales le gustaría saber de nosotros:



Puede cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que reciba de nuestra parte, o poniéndose en contacto con nosotros al info@acupcan.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, acepta que podamos procesar su información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.