Trastornos conductuales y emocionales según la MTC

Muchas veces dedicamos nuestros artículos a facilitar conocimientos acerca de trastornos del cuerpo de nuestros animales y acercaros herramientas útiles para poder solucionarlos, dejando olvidados los problemas conductuales o emocionales, los cuales marcan enormemente nuestra convivencia con ellos.

Así que esta vez nos adentraremos en el complicado mundo de los trastornos emocionales o conductuales como el miedo, agresividad, ansiedad, problemas de marcaje en casa... y descubriremos cómo la MTC puede convertirse en parte de la solución.

 

 Mi perro tiene un problema…

Hay distintos problemas emocionales que pueden convertir nuestra vida y la de nuestros perros en un infierno sin las herramientas necesarias para tratarlos, ya sea a través de pautas de modificación de conducta o de terapias como la Acupuntura, fitoterapia, Flores de Bach, homeopatía…

A continuación nos adentraremos en las distintas problemáticas:

Miedo

El miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento, habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o a la amenaza, y se manifiesta tanto en los animales como en el ser humano.

El miedo tiene un objetivo natural: asegurar la supervivencia del animal. Éste se convierte en algo negativo cuando paraliza (pánico), provoca reacciones incontroladas o retraimiento y/o frena el aprendizaje.

Podría deberse a:

  • Socialización inapropiada
  • Experiencias negativas o traumáticas
  • Predisposición genética
  • Aprendizaje
  • Patologías asociadas

Según la MTC, el Miedo consume el Qi de Riñón y hace descender el Qi (Bloquea Qi en el Jiao Superior y lo desciende al Jiao Inferior).

El Miedo mantenido en el tiempo crea un Bloqueo en la zona de Corazón; por lo que si el Qi no circula correctamente por el Jiao Superior, descenderá patológicamente. Por esto se dice que el Miedo agota al Riñón y desciende el Qi.

 

Agresividad

La agresividad tiene su razón de ser en la naturaleza debido a que existe una competencia entre especies o dentro de la especie, ya sea para proveerse de alimento, territorio, pareja…

La agresividad en perros responde a la acción, dirigida contra otro perro o persona, que busca la lesión de éste con tal de dañarlo o limitarlo.

Podría deberse a:

  • Experiencias negativas tempranas
  • Aprendizaje
  • Comportamiento del propietario
  • Competitividad o defensa de recursos
  • Factores genético, hormonal, rasgo de carácter

 

Y además encontramos distintos tipos de agresividad, por miedo, por conflicto social, posesiva o de protección de recursos, territorial, intrasexual, patológica, maternal, depredadora o redirigida.

Según la MTC, la agresividad o ira asciende y agita el Qi. Con sus brotes rápido eleva el Yang y la Sangre a la cabeza. Su cualidad destructiva y expansiva imita a nivel afectivo las características del Hígado y la Madera: movimiento libre, fácil y rápido, expansivo, con tendencia a elevar el Qi…

Puede ser provocada o al mismo tiempo generar:

  • Bloqueo de Qi de Hígado
  • Ascenso de Yang de Hígado
  • Fuego de Hígado

 koba

Ansiedad (distrés)

La ansiedad podemos definirla como una sensación difusa de inseguridad e incertidumbre.

Se caracteriza por una actitud de alerta o activación generalizada que, partiendo de sensaciones difusas de peligro, provoca respuestas en el organismo.

Dependiendo del individuo, muestra los síntomas de su ansiedad de una forma u otra.

Estereotipias: Se les llama también conductas compulsivas, son conductas repetitivas, que siempre tienen la misma secuencia y, sin embargo, no poseen ninguna función.

Ansiedad por separación: Reacción de ansiedad negativa que se observa en algunos perros al ser separados de sus propietarios.

Situaciones desencadenantes:

• Cambios en la relación con el propietario.

• Cambios en el entorno.

• Modificación en la familia (aparición/ desaparición de miembros).

• Experiencia traumática.

• Aspectos endógenos.

Desde la visión de la MTC, según el Órgano más afectado, el perro presentará distintos cuadros sintomatológicos:

Corazón: el síntoma principal serían las palpitaciones y una sensación de opresión o malestar en el pecho. Serán perros intranquilos y nerviosos, un poco obsesivos y se moverán rápidamente. Pueden tener problemas con el sueño y tendencia a actitudes más depresivas.

Pulmón: Perro con tendencia a estar triste, respiración con suspiros y ladrido débil.

Riñón: Perro que siempre parece asustado, hasta con mirada de pánico. Siempre alerta y muy sumiso, con un alto sentimiento de culpa.

Bazo: Perros con comportamientos obsesivos (estereotipias), se muestran ansiosos constantemente. Perros bastante protectores de los suyos.

Hígado: Son perros que constantemente están tensos, vigilantes de su alrededor y con tendencia a la agresividad en situaciones estresantes.

 

Pica y Coprofagia

Pica es un trastorno del comportamiento, que consiste en la ingestión de artículos no alimentarios, llamándose coprofagia en caso de tratarse de la ingesta de heces propias o de otra especie.

A través de este tipo de comportamientos, el animal puede ponerse en peligro al ingerir alimentos en mal estado, infectados, envenenados o que simplemente mermen sus cualidades físicas temporalmente o de por vida.

A la hora de analizar este problema de conducta, tendremos que saber que, atendiendo la edad del animal, ésta tiene un fin, por lo que el comportamiento entra dentro de la naturalidad conductual del mismo.

El comportamiento de pica puede estar regido por un problema neuropsicológico (estrés, aburrimiento…) o por uno fisiológico (falta de sales minerales, vitaminas o aporte proteínico que, por algún motivo, el animal no asimila a través de su alimentación diaria).

Según la MTC, podría ser debido a:

  • Calor en Estómago
  • Exceso de Hígado que provoca Calor en Estómago
  • Insuficiencia de Qi de Bazo

 

Eliminación inadecuada

En origen, para los perros es normal y natural evacuar cuando tienen necesidad.

En el momento en que el perro convive en una vivienda, en la que tiene que retener un número “x” de horas y, además, hacerlo en espacios preparados para ello, es cuando a veces puede convertirse en un problema.

Causas:

o Falta de aprendizaje

o Problemas clínicos

o Marcaje territorial

o Excitación o sumisión

o Búsqueda de atención

o Problemas de ansiedad por separación (APS).

Si el problema viene relacionado con otro problema de conducta, tendríamos que solucionar el problema de raíz.

Las claves del éxitos son PROPICIAR-EVITAR-CONTROLAR

Propiciar: Significa que lo realice en el lugar que hayamos escogido. Es decir, llevaremos al perro las máximas veces posibles al lugar donde queremos que realice sus necesidades.

Evitar: Significa que lo realice en un lugar no adecuado.

Controlar: NUNCA dejaremos a nuestro cachorro/perro adulto sin supervisión en lugares en los que no queremos que realice sus necesidades.

Probablemente, según la MTC, podríamos encontrarnos con cuadros sintomatológicos parecidos a los que se describen en el apartado de Ansiedad.

 

Vocalización excesiva

El ladrido es una vocalización favorecida por la domesticación, así pues, la mayoría de perros muestran facilidad para el ladrido.

Parece tener diferentes funciones según las circunstancias (juego, saludos, contacto, atención, alarma…).

Si constituye un síntoma de un problema más complejo o es molesto, es imprescindible tratarlo.

Normalmente, nos encontramos con:

o Búsqueda de atención: Presencia del propietario cuando lo ignora o no atiende a sus demandas. Exigencia.

o Ladrido de alarma: Se activa por la aproximación de estímulos al territorio. No hay reacción agresiva, a diferencia del ladrido territorial o por miedo.

o Aburrimiento.

o Entusiasmo

Según la MTC, la Alegría excesiva provoca trastornos evidentes del Shen, lo que conlleva insomnio, palpitaciones, agitación, sobreexcitación, nerviosismo, ansiedad…

La alegría excesiva se notará en su exacerbada vocalicación junto con actos acelerados y sin control, euforia desatada, comportamiento maníaco y alternado con estados de decaimiento y momentos de ausencia, mirada perdida o inestable y dificultad de concentración. El Shen está confundido e incontrolado.

La Alegría patológica agota y disipa el Qi, lo cual puede conllevar un Fuego de Corazón o un Calor por Insuficiencia de Yin de Corazón.

 

 

¿Y qué puede hacer la MTC por él o ella?

Desde el enfoque de la Medicina Tradicional China, lo más importante es reestablecer el equilibrio, tanto interno como externo, a través de todas las herramientas que ésta nos provee. Ya sea con Acupuntura, Fitoterapia China, Moxibustión o Tuina. El abanico de opciones es muy amplio, y nos ofrece un enfoque terapéutico muy completo a través del cual se consiguen resultados espectaculares.

Si sólo se trabaja la parte conductual del trastorno, modificando el entorno y pautas de comportamiento del perro, muchas veces el trabajo es incompleto, ya que no estamos teniendo en cuenta el bienestar intrínseco del perro.Reestableciendo el equilibrio interno del perro conseguimos que éste sea capaz de gestionar mejor todo su entorno y las distintas emociones, dándole herramientas para poder conseguir su tranquilidad.

Como muchas veces necesitamos ver para creer, os invitamos a que os deis una vuelta por nuestras Historias de Éxito y así podréis comprobar cómo la MTC puede ser un gran aliado para solucionar los trastornos emocionales o conductuales de vuestro perro.