Remedios herbales, indispensables para tu compañer@ de 4 patas

Hace miles de años (y millones), antes de que los humanos pisaran la faz de la Tierra, los animales que la habitaban ya utilizaban las plantas como una herramienta sanadora. De hecho, parte de la Medicina moderna nace de lo que los humanos aprendieron a través de la observación de animales salvajes y de su instintivo uso de las plantas, y hasta existe una rama de investigación llamada zoofarmacognosis, basada en este principio.

Es por esta razón, que desde Acupcan las consideramos una gran opción cuando hablamos del bienestar de nuestros amigos de 4 patas, y por ello consideramos escribir este artículo, esperando que sea vuestra puerta de entrada a este mundo INACABABLE y tan beneficioso  que nos ofrecen las plantas.

 

Antes de nada…

Queremos destacar, que la base de una buena salud para nuestros compañeros es una buena alimentación, así que la suplementación con hierbas es muy importante, pero siempre partiendo de una alimentación saludable, lo cual nos facilitará la consecución del resultado que buscamos.

Por otro lado, igual que según el enfoque de la MTC, cuando recurrimos a las hierbas debemos tener una visión holística del animal que tenemos delante. Teniendo en cuenta que todas las funciones del cuerpo están interrelacionadas, incluidas las emociones, y también su entorno, por lo que cuando modelamos un enfoque terapéutico, tendremos en cuenta todas estas variables, no simplemente los síntomas que muestra.

Es importante también saber que no vamos “en contra” del desequilibrio, sino que la idea es ayudar a los mecanismos propios del cuerpo para superar la enfermedad, a conseguir su propia homeostasis.

 

Siempre precaución

Antes de nada, siempre que el perro tenga algún problema, recordad que necesitaréis un diagnóstico veterinario que descarte ninguna situación de gravedad o urgencia, para asegurarnos que el animal no corra ningún riesgo.

Aunque, en general, las hierbas tienen un efecto más suave y con menos efectos secundarios que las medicinas (las cuales están compuestas por compuestos químicos concentrados y buscando su máxima potencia), no debemos olvidar que no son inocuas, por lo que siempre se intentarán usar bajo la prescripción de un profesional, teniendo en cuenta su toxicidad y dosis adecuada.

La toxicidad de las hierbas dependerá de la dosis administrada, aparte de la capacidad de absorción, asimilación y eliminación de cada individuo. Si la dosis es demasiado elevada para que el cuerpo pueda “digerirla” bien, se provocarán reacciones que intentarán expulsar este exceso como vómitos, diarrea y otras respuestas purgativas. Si este mecanismo de defensa no fuera suficiente, entonces se podría provocar un fallo sistémico u otros daños, por lo tanto volvemos a remarcar la importancia de la revisión de un profesional y el uso de dosis bajas.

Recordad que no siempre MÁS es MEJOR!

 

Una gran ayuda para tu mejor amig@

Como hemos dicho anteriormente, partimos de la base de que el perro o el gato tienen una dieta adecuada y completa para sus propias necesidades.

Si queremos suplementar su dieta con proteínas asimilables, vitamina C, B complex (incluyendo B12), vitamina A (Beta carotenos), vitamina E, vitamina K, hierro, potasio, calcio, fósforo, magnesio y ácidos grasos Omega 3, aquí os dejamos una receta MUY completa para añadir a su comida:

  • Espirulina
  • Ortiga
  • Hoja de diente de león
  • Alfalfa
  • Linaza en polvo

 (*) Añadiremos 1 cucharadita pequeña por kilo de comida, por lo que si un perro de 10 kg activo come 400 gr al día de dieta cruda, le agregaremos un poco menos de media cucharadita.

 

Un listado indispensable

A continuación es dejamos un listado con las hierbas más útiles para perros y gatos, un botiquín de primeros auxilios que os será de gran ayuda:

Con propiedades antiinflamatorias: cúrcuma, harpagofito, regaliz, yuca, alfalfa, milenrama, zarzaparrilla

Con propiedades antimicrobianas: Echinacea, salvia, diente de león, malvavisco, milenrama, ginseng, astrágalo

Para el sistema nervioso: Valeriana, ginkgo biloba, menta, lúpulo, manzanilla, pasiflora, avena

Para el sistema digestivo: jengibre, cúrcuma, manzanilla, menta, eneldo, hinojo, alcachofa, diente de león

 

Las hierbas Top 5

Aloe Vera

De aplicación externa para quemaduras, heridas y problemas de piel, e ingerida para úlceras.

También tiene una potente acción antibacteriana, antioxidante, estimula el sistema inmunitario y es antitumoral.

Árnica

Efectiva para aliviar el dolor, golpes, fracturas…

Ingerida en altas dosis puede ser tóxica para perros y gatos, no así en formato homeopático.

Caléndula

Tiene una potente acción antibacteriana y anti fúngica, y la capacidad para acelerar la regeneración de los tejidos, lo que la hace una planta indispensable en un botiquín. Muy útil también en problemas digestivos.

Hipérico

Es un gran antidepresivo, con potente acción neurológica. Útil para la ansiedad por separación.

A nivel tópico es un gran cicatrizante y alivia el dolor.

Consuelda

Muy útil para  quemaduras, úlceras en la piel, abrasiones, laceraciones, picaduras o cualquier tipo de irritación.

Muy útil para problemas respiratorios y digestivos.

 

En definitiva, los remedios herbales son de una potencia cada vez más demostrada científicamente y pueden convertirse en un gran aliado para el bienestar de nuestr@ compañer@ de 4 patas.

Aunque no debemos olvidar que su uso requiere de un conocimiento exhaustivo acerca de sus propiedades, efectos secundarios, posibles toxicidades…

Recordad que cualquier cosa ingerida no es inocua, ni el alimento, ni los suplementos, medicación… TODO tiene un efecto sobre el cuerpo de nuestros perros y gatos.

 

Así que os invitamos a descubrir todo lo que las hierbas pueden hacer por ti y por tus compañer@s de camino!