Mika

Mika es una perrita muy especial, tímida, sensible y un poco insegura, desconfiada con las personas al principio y que vivía en un estado constante de alerta, no pudiendo relajarse NUNCA, con el estrés que esto supone.

Su responsable, entendiendo perfectamente la naturaleza de Mika, buscó soluciones no invasivas para ella, las cuales le ayudaron a suavizar el problema, pero éste aún persistía, no dejando que Mika disfrutara al 100% de sus paseos y que no encontrara la paz que necesitaba.

Fue en este momento, cuando llegaron a Acupcan, con la intención de mejorar su calidad de vida e intentar reducir el estrés que Mika sufría.

Aplicamos Acupuntura para Desbloquear su Qi de Hígado, calmar su Shen y tonificar su Riñón.

El resultado fue inmediato aunque sutil al principio...

El primer cambio que pudimos observar en Mika es que durante sus paseos ya no se escondía de la gente, los aceptaba a su alrededor sin huir despavorida.

A partir de aquí el avance fue muy rápido, quedando sorprendidos todos aquellos que la conocían. Mika se relajó, disfrutó de sus paseos, corría alegre, se acercaba a las personas y se dejaba tocar!! Hasta cogía comida de la mano de otras personas, hecho antes imposible…

En fin, lo que se perseguía era el bienestar de Mika, y gracias a su responsable que no dejó de buscar una solución, ella hoy disfruta de una vida más apacible y tranquila.