Mi perro tiene diarrea crónica… ¿Qué puedo hacer?

Los trastornos gastrointestinales agudos no graves son de lo más común en consulta, y su tratamiento sintomatológico suele ser bastante efectivo gracias a las distintas herramientas que nos ofrece la Medicina Tradicional China (MTC). Pero a veces, hay casos en los que aparece una cronicidad, la cual suele ir acompañada de toda una serie de sintomatología derivada que complica la vida de nuestros compañeros perrunos.

Llegados a este punto, a veces la solución no llega y puede convertirse en desesperante, ya que vemos cómo nuestro perro no tolera muchos alimentos y su estado general se va debilitando, lo cual nos lleva a entrar en un espiral de cambios de pienso y hábitos muchas veces inacabables. Y lo peor de todo es que nos vemos sin herramientas para poder detener o paliar ese evidente deterioro, sintiéndonos impotentes e incapaces de ayudar a este importante miembro de la familia.

A pesar de ello, según la visión de la MTC, se pueden hacer muchas cosas para intentar mejorar este tipo de situaciones y cuadros. A continuación os facilitaremos algunas de ellas!

 

¿Qué es la diarrea?

Definimos la diarrea como un incremento del volumen y/o fluido fecal con posible aumento de la frecuencia de defecación.

Así pues, en un perro con diarrea observamos heces menos sólidas de lo normal con posible incremento del número de deposiciones por día. No hace falta que sean líquidas o constantes para que se considere diarrea (Ej. un perro que produce una vez al día heces con forma, pero blandas que no se pueden recoger con la mano, tiene diarrea). Ocasionalmente, puede ir acompañada de sangre o moco.

Es importante observar las características de la diarrea y los momentos en los que ocurre, ya que normalmente no es observable en consulta. También hay que estar atentos por si pudo haber alguna exposición reciente a factores de riesgo (toxinas, cambios de dieta, otros animales enfermos, etc.).

Una vez el diagnóstico veterinario descarta un cuadro grave y urgente, es cuando empieza nuestra parte del trabajo en casa para colaborar en la recuperación de nuestro amigo perruno.

 

¿Qué puedo hacer yo?

  • Lo primero que debemos tener en cuenta es el daño que las diarreas recurrentes realizan sobre la flora bacteriana, por lo que la administración CONJUNTA de prebióticos y probióticos, nos será de gran ayuda para su recuperación y regeneración. Consultar con un profesional. 
  • Recordad que cuando se produzcan episodios agudos, el perro deberá hacer unas 6 horas de ayuno total, posteriormente le proporcionaremos agua, y si la acepta bien, a las 12 horas empezaremos a introducir alimentos suaves. Consultar siempre con el veterinario. 
  • Una parte importante del tratamiento consistirá en un cambio de dieta, el cual será prescrito por un profesional. Existen nutrólogos caninos expertos en esta materia. Según la teoría de los Cinco Elementos en MTC, uno de los elementos más afectados en este caso sería “Tierra”, el cual comprende los Órganos Bazo y Estómago. Una vez hecha la Valoración por parte del Técnico en MTC, y conociendo así el Desequilibrio existente, podremos introducir los siguientes elementos en la dieta que beneficiarán y equilibrarán el Elemento Tierra (recordad que bajo supervisión profesional):
               

Aunque muchas personas son reticentes al cambio a la alimentación natural por el esfuerzo que supone, desde Acupcan lo recomendamos encarecidamente en estos casos, ya que el resultado será más que obvio, y la calidad de vida de nuestro compañero mejorará enormemente. Como todos los cambios, al principio supone un esfuerzo, pero con el tiempo estará incluido en nuestra rutina, y nos preguntaremos CÓMO no lo habíamos hecho antes!

  • No dar NUNCA los restos de nuestra comida, no hay NINGÚN beneficio en ello! 
  • Mantener limpios siempre los utensilios en los que bebe y come, así estará menos expuesto a una infección bacteriana. 
  • Cuidar en todo momento el estado emocional de nuestro perro. Muchas veces situaciones estresantes (cambio, estrés recurrente, miedo…) pueden ser la causa de distintos desequilibrios digestivos. 
  • La estimulación de puntos de Acupuntura (prescritos por un profesional) a través de la Moxibustión (aplicación de Calor con un puro de Artemisa) será de GRAN AYUDA para la completa recuperación del desequilibrio digestivo en el perro.

 

A pesar de incorporar estas pautas, si lo que estás buscando es una terapia adecuada para tu compañero, puedes buscar la ayuda de un profesional de la MTC. Un buen Acupuntor puede ayudar mucho en el bienestar completo de nuestros amigos de cuatro patas.

 

¿Qué puedo hacer si soy profesional de la MTC?

En consulta, los desequilibrios que podemos encontrar que comprenden la diarrea crónica como síntoma principal son muchos, así que deberemos hacer la pertinente Valoración y posterior Diferenciación de Desequilibrios para poder definir el Principio Terapéutico a seguir.

A continuación, os ponemos como ejemplo uno de los casos más comunes, como la diarrea crónica por Insuficiencia de Bazo y Estómago, y su enfoque terapéutico para poder restablecer el Equilibrio.



 

Como profesionales, recordad que cada perro es único, que no se debe estandarizar NUNCA la terapia aplicada, y que debemos tener en cuenta TODA la sintomatología que presenta, la cual nos ayudará a definir el Síndrome/Desequilibrio en MTC a tratar.

No será lo mismo tratar una Retención de Humedad-Calor en Intestino Grueso que un Frío de Estómago. El proceso de Diferenciación del Desequilibrio debe ser correcto para obtener el resultado esperado.

 

En fin, no hay casos deshauciados ni imposibles, sólo que a veces no hemos encontrado la solución adecuada. Así que no os rindáis nunca, buscad todas las soluciones existentes para poder ayudar a vuestro compañero perruno, él os lo agradecerá eternamente.

 

P.D. Si quieres ser parte de la solución, te invitamos a que descubras nuestra Formación en Acupuntura para Perros