Lupe

Lupe es un caso muy especial. Llegó a nosotros al cabo de un tiempo de habérsele secado los lagrimales. Sus ojos no estaban hidratados, lo cual acabó haciendo que en éstos apareciesen úlceras, con el dolor que esto conlleva. Como no respondía a los tratamientos oftalmológicos, hasta se les propuso de extirparle los ojos. Fue en este momento cuando llegó a Acupcan, y nos pusimos manos a la obra aún y la dificultad del caso. Tonificando Hígado, Riñón y Corazón, Líquidos y sacando Calor, según la MTC, desaparecieron las úlceras, también las legañas purulentas y los ojos se desincharon, siendo CASI una perrita normal. A destacar que en este caso añadimos un remedio homeopático que nos ayudó a conseguir una mejora en el avance de la terapia.