Descubre a qué Elemento pertenece tu perro

La teoría de Los Cinco Elementos, también llamada de Las Cinco Fases de Transformación o de los Cinco Movimientos, es junto el Tao y el Yin Yang uno de los tres pilares sobre los que se desarrolló la Medicina Tradicional China
Arquetípicamente se definieron Cinco Elementos (o fases): Tierra, Metal, Agua, Madera y Fuego.
Para la cultura china no era tan interesante definir cada elemento, sino su comportamiento, cómo cada uno de ellos es una fase de transformación hacia el otro (de este modo es posible establecer un orden consecutivo que nos ayuda entender la naturaleza, la evolución y el origen de las cosas). Y eso es lo que trata de explicar esta teoría, el movimiento de todos los procesos universales, en base a cinco fases arquetípicas por las que ir pasando. Estamos ante un sistema que intenta explicar todos los procesos que se dan en el Universo.
 

A cada uno de los Elementos se le otorga un órgano, tejido, emoción, olor, estación del año y sonido... entre otras cosas.  Teniendo en cuenta todos estos factores, los terapeutas en MTC pueden establecer patrones de desequilibrio y determinar enfoques terapéuticos para intentar restablecer el bienestar en el animal.

Cada perro nace con una determinada constitución, propia de la especie y propia del individuo, por lo que existen una gran variedad de figuras corporales. Así que, a pesar que en este artículo procederemos a explicaros por encima y de forma esquemática la visión de los Cinco Elementos (entendido como un modelo), debemos tener muy en cuenta siempre las características propias de cada raza y de cada individuo. Pretendemos daros una visión global, esquemática, simplista y resumida de cómo podemos entender este modelo en el perro, No caigamos en la idea de considerar ciertos desequilibrios donde no los hay por el mero hecho que parecen encajar en uno de los apartados correspondientes a un Elemento. Poder hacer una Valoración de un caso bajo los principios de MTC merece años de estudio, experiencia y conocimiento de las herramientas a la perfección,

¿Crees que conoces bien a tu perro? Podrías catalogarlo dentro de algún Elemento?...
 
A continuación te detallamos, a groso modo, cómo son las características principales de los perros correspondientes a cada Elemento, para ayudarte a entenderlo mejor, observar cuáles son sus tendencias y poder intuir cuándo el perro empieza a entrar en desequilibrio.
 
Encontramoscinco constituciones y carácteres diferentes correspondientes a cada Elemento:
 
Constitución Madera: Cuerpo largo y espigado, caracterizados por huesos y tendones fuertes, con una espalda fuerte y recta, siendo individuos trabajadores.
Carácter del perro Madera: Son perros valientes, seguros de sí mismos y con iniciativa, líderes que suelen conseguir lo que quieren. Perros de trabajo, que se esfuerzan al máximo, trabajan bien bajo presión y generalmente responden a las expectativas sobre ellos. Perros con grandes habilidades sociales, siempre dispuestos a hacer cosas (jugar, andar, trabajar…). También tienden a ser perros territoriales, defienden lo suyo y a los suyos. Son perros cariñosos cuando ELLOS quieren.
Cuando el perro Madera está en desequilibrio puede tener afectaciones físicas a nivel de cabeza, cuello y parte alta de la espalda, aparte de problemas musculares o de tendones, con tendencia a sobrecargarlos. A nivel de comportamiento, debido a su gran energía, puede pasar fácilmente del juego a la agresividad, convertirse en “abusón”. También puede tener movimientos nerviosos, erráticos y compulsivos, comer de manera ansiosa y despedir un fuerte olor corporal. Si entra en un estado de Insuficiencia, podría mostrar un comportamiento apático y hasta depresivo.
                                                                                                                                                                
Fuego: Cabeza pequeña y redondeada, patas pequeñas y anda rápido.
Son rápidos, enérgicos y activos, y a menudo tienen una vida corta. Su punto fuerte son los vasos sanguíneos y la Sangre (Xue).
Carácter del perro Fuego: Son afectuosos, expresivos y joviales, intentando siempre hacer felices a los demás y empático con sus compañeros perrunos y humanos. Buscan mucho el contacto y hacen amigos con facilidad, sobre todo a través del juego.
Cuando el perro Fuego está en desequilibrio puede tener afectaciones físicas a nivel de cabeza, parte superior de la espalda, boca y garganta. A nivel de comportamiento, debido a su carácter  tan efusivo, es fácil que muestre ansiedad o excitabilidad, pasando alternativamente a estados de gran efusividad a decaimiento total, a veces hasta asustado y confundido. La alta sensibilidad le convierte en más vulnerable frente a otros perros.
 
Metal: Estructura fina y delgada, con rasgos angulosos y delicados y con piel fina. Tienen un gran sentido del olfato.
Carácter del perro Metal: Son disciplinados y controladores. No les gustan las estridencias, necesitan poner y seguir unas reglas. Son sensibles al ambiente que les rodea y un poco reservados. No les gustan los conflictos, se mantienen conciliadores pero distantes.
Cuando el perro Metal está en desequilibrio puede tener afectaciones físicas a nivel de cabeza, piel, boca, garganta y nariz. Por lo que se refiere al comportamiento, pueden tener reacciones agresivas delante de un perro con una energía demasiado alta, siendo demasiado estrictos. Pueden ir asumiendo una actitud introvertida en caso de ser sometidos a alto estrés o hechos traumáticos.
 
Tierra: Cara y cuerpo redondo y piel suave. Les gusta el movimiento y su columna es más larga de lo normal. Simpáticos y algo perezosos. Su fortaleza es el sistema digestivo.
Carácter del perro Tierra: Son perros dulces, con un temperamento afable y golosos. Son sociables, adaptables y seguros de sí mismos, siempre dispuestos a ayudar a los demás con una gran habilidad para resolver conflictos. Ejercen el papel de “madre” cuando están en un grupo, se ocupan del bienestar de los demás, olvidándose del suyo propio, aunque muchas veces son cautelosos. No son amantes de los cambios, necesitan seguridad y estabilidad.
Cuando el perro Tierra está en desequilibrio puede tener afectaciones físicas a nivel de cabeza, articulaciones, parte caudal de la espalda y abdomen inferior. Por lo que se refiere a su comportamiento, pueden volverse obsesivos, agobiantes y abrumadores, sobreprotectores. Su carácter relajado y tranquilo puede convertirse en vacilante y disperso, perdiendo la confianza en sí mismo.
 
Agua: Cuerpo gordo y cabeza grande, tripa grande, fuertes muslos y anchas mandíbulas. Su punto fuerte son los músculos.
Carácter del perro Agua: Son perros sensibles, curiosos. No son impulsivos, más bien reflexivos y con un porte serio. Son tercos e íntegros, resistentes y autosuficientes. Necesitan afecto e intimidad y al mismo tiempo libertad y soledad.
Cuando el perro Agua está en desequilibrio puede tener afectaciones físicas a nivel de cabeza, parte craneal y caudal de la espalda, caderas y piernas. Por lo que se refiere al comportamiento, puede encerrarse en un aislamiento total, o mantenerse taciturno y reservado en exceso, llevándole a la apatía y a estados depresivos, aparte de pasar fácilmente del miedo al terror bajo presión o estrés.
 
Ahora que ya sabes el “Elemento” que tienes en casa, disfruta de él y aprende a entenderlo y respetarlo, ¡¡procurando siempre por su máximo bienestar!!
 
 
Fuente imágenes Perros
Madera: vomalmere.com/Fuego: pack4pet.com.br/ Metal; pinterest.com/Tierra: mascotas.eurekka.org/Agua: nextdaypets.com