ACUPUNTURA

Acupuntura 01

 

La Medicina Tradicional China engloba diferentes terapias como la Moxibustión, Ventosas, Complementos Alimenticios, Tuina, Auriculopuntura, Electropuntura.... pero sin duda, la más extendida y conocida es la Acupuntura.

La Acupuntura consiste en la inserción de agujas muy finas en la piel, concretamente en unos puntos específicos (puntos acupunturales), donde se considera que el Qi (Energía) de los Zang Fu (Órganos y sus esferas funcionales) y de los Meridianos (Canales energéticos) es transportado hacia la superficie. Lo correlación entre Zang Fu y Meridianos es claramente observable, ya que cuando un Zang Fu está en desequilibrio, muy probablemente, podemos ver el punto de Acupuntura reactivo. Y al revés, a través del punto de Acupuntura podemos llegar a un desequilibrio en el Zang Fu correspondiente. De este modo se utilizan los puntos de Acupuntura, para restablecer el equilibrio en el cuerpo y la mente del perro.

 

A través de una valoración integral correcta y una buena Diferenciación de Desequilibrios, se llega a un tratamiento terapéutico personalizado, donde cada ser es considerado un mundo, con sus particularidades y con sus necesidades diferenciales, lo cual será esencial de cara a su seguimiento y evolución.

 

La gran aceptación de esta técnica (reconocida por la OMS) ha sido precisamente gracias a los espectaculares resultados obtenidos, en muchas ocasiones casi de forma inmediata.

Por su parte, la Electroacupuntura es también una herramienta muy eficaz para ayudar a ajustar desequilibrios. Ésta se caracteriza por el uso de corriente continua (generada por un electroestimulador) en puntos estratégicos usando las agujas de acupuntura como ánodo (polo positivo) y cátodo (polo negativo). Controlando correctamente la frecuencia y la intensidad según la Valoración preliminar.

El hecho de aplicar corrientes sobre las agujas, en ocasiones, potencia el efecto de la Acupuntura. En primer lugar, nos permite aplicar un estímulo que se asemejaría a la manipulación manual de las agujas, de forma constante y a una frecuencia exacta y regulable. Y por otro lado, mejora la tolerancia al dolor, produciendo un efecto analgésico superior al de la Acupuntura simple.

No siempre es recomendable utilizar Electroacupuntura, todo dependerá de la Valoración y Diferenciación de Desequilibrios realizada por el terapeuta. También es imprescindible tener un dominio y formación específica sobre la aplicación de esta técnica, siendo conocedor de conceptos como salinidad del animal a tratar, entre otros muchos elementos que requieren de una formación y capacitación previa.